miércoles, 2 de septiembre de 2015

“Julie, deberías haberlo hecho tú, pero no tuve las narices de rechazarlo” (Audrey Hepburn)

Julie Andrews aún recuerda la primera vez que vio «Breakfast at Tiffany’s» («Desayuno con diamantes») en 1961.
“La vi en el Radio City Music Hall el día de su estreno,” dijo. “Yo estaba en Broadway, y en mi día libre fui a ver «Breakfast at Tiffany’s». Fui, me enamoré de ella y, luego, la vi dos veces más.”
Ahora, cincuenta años después, le sorprende el gran impacto que tuvo esa película en su vida. Terminó casándose con el director, Blake Edwards, y se hizo amiga íntima de su protagonista, Audrey Hepburn. Aunque ambos hace tiempo que murieron (Hepburn de cáncer en 1993, Edwards de neumonía en 2010), Andrews recuerda nítidamente los momentos que vivieron juntos, especialmente con Audrey.
“No creo que hubiera nadie que no la quisiera,” dijo Andrews. “Y mi marido la adoraba también. Honestamente, creo que si yo no hubiera llegado a su vida, podría haber sido ella.”
Las dos actrices se conocieron en los Óscar de 1964, cuando Andrews ganó el Premio a la Mejor Actriz por «Mary Poppins». Por un giro del destino, Hepburn le había arrebatado a Andrews el papel de Eliza Doolittle en «My Fair Lady», Óscar a la Mejor Película ese año. Recuerda a Hepburn diciéndole, “Julie, deberías haberlo hecho tú, pero no tuve las narices de rechazarlo.”

“Fuimos amigas desde entonces,” dijo Andrews.
Esta gran dama de 75 años acudió a la proyección de celebración del 50 aniversario de «Breakfast at Tiffany’s» en el Centro Lincoln para presentar la película, que ha sido remasterizada recientemente en Blu-ray por la Paramount.
Hablando con Richard Pena, el director de la Film Society del Centro Lincoln, Andrews alabó el icónico vestuario de la película, citándolo como prueba de que el personaje de Hepburn, Holly Golightly, no era más que una señorita de compañía, un debate que se ha mantenido durante años. “No creo que nadie creyera ni por un segundo que ésta fuera una prostituta, por Dios,” dijo Andrews.
Un rumor que no pudo aclarar, sin embargo, es si Marilyn Monroe fue candidata a interpretar a Ms. Golightly. “La verdad es que no lo sé,” dijo. “Pero me alegra muchísimo que terminara siendo Audrey.”


Artículo “Julie Andrews Remembers Audrey Hepburn”, publicado en la revista Parade el 19 de septiembre de 2011 por Emmet Sullivan. Traducción de Laura García Pérez